1-WarriorsWaylogo®

Audio eLesson_2013-0325(En Ingles)

En la lección anterior vimos la importancia de valorar el ciclo completo, la parte en que estamos cómodos y la parte en que estamos bajo estrés. Nos fijamos en el ciclo descanso/actividad, y en acontecimientos que nos producen estrés como: el divorcio, la pérdida de nuestros puestos de trabajo y la muerte. Vimos la valoración y las dos partes del ciclo nos ayuda a ser conscientes para el aprendizaje. En esta lección vamos a ampliar nuestra conciencia a través de ciclos más pequeños. ¿Qué encontramos cuando miramos más profundamente en partes más pequeñas de los ciclos?

“Arriba abajo” es un concepto cíclico del Hermético del antiguo Egipto, puede ayudarnos a trabajar este tema. Un “Fractal” es una excelente representación de “Arriba abajo”, ya que se compone de patrones que se repiten en uno mismo. Cuando encuentras un patrón, miras en el patrón y encuentras de nuevo otro patrón similar. Cuando miras dentro de ese patrón más pequeño encuentras aún otro similar más pequeño. También hay ejemplos en la naturaleza. Veamos un árbol, por ejemplo. Comienza en el tronco. A medida que se asciende por el tronco nos encontramos con una rama, ya medida que ascendemos en la rama encontramos que tiene otras ramas y esas ramas tienen mas ramas, etc. Por lo tanto, lo pequeño se puede ir desmenuzando en un nivel más pequeño.

Consideremos ahora el ciclo de respiración. Tal vez un solo aliento es el ciclo más pequeño de la respiración. Un singular aliento nos muestra que a medida que avanza la inhalación llega a un punto en el que no puede suceder nada más que la exhalación. En otras palabras, el potencial para la exhalación aumenta a medida que progresa la inhalación, hasta que el potencial es tan grande que la exhalación tiene que ocurrir. Una parte del ciclo da paso a la otra parte. La respiración está en un estado constante de transformación, de forma ordenada. El ejemplo de una respiración nos permite mirar más allá la naturaleza de los ciclos duales y ver que solamente se trata de una transformación. Así, en el nivel más bajo del ciclo de respiración simplemente percibimos la transformación y el ciclo se perpetúa.

También podemos ver el ciclo de actividad de un día. Recuperamos la energía a medida que descansamos por la noche y la utilizamos con la actividad durante el día. El día no es el ciclo más pequeño. Hay muchos ciclos más pequeños de descanso de actividad dentro de un día determinado. Gastamos energía cuando vamos a trabajar y la recuperamos cuando descansamos en casa. Sin embargo, aún hay más ciclos dentro de la jornada laboral. Utilizamos energía durante el trabajo, pero luego la recuperamos en un descanso para tomar café. Luego volvemos a trabajar, tenemos un descanso para almorzar y volvemos a trabajar de nuevo, tenemos un descanso por la tarde y regresamos a trabajar de nuevo y finalmente volvemos a casa. Sin embargo, también podemos ver pequeños ciclos dentro de la hora del almuerzo, por ejemplo: Utilizamos energía para comer y después de haber comido descansamos. En un nivel más elemental vemos simplemente transformaciones; transformaciones de incremento, en éstas se consume energía y transformaciones de disminución, en éstas se recupera energía y así se repite. Después de que hayas descansado para recuperar la energía la posibilidad de utilizar esa energía es alta, sentimos la urgencia y la necesidad de activarnos. Luego, una vez que hemos utilizado la energía aparece una alta necesidad de descansar para recuperar energía. Si nos agotamos sentimos la urgencia y necesidad de descansar.

¿Qué pasa con el ciclo de creación / destrucción? Las personas iniciamos el ciclo con el nacimiento y perecemos con la muerte. Sin embargo, cuando miramos más profundamente, vemos los ciclos mas pequeños de creación y destrucción en nuestras vidas. Entramos en un período de creación durante la infancia, la niñez, pero luego esta muere, así como la adolescencia, que luego muere con la madurez. A medida que crecemos a través de la infancia el potencial para convertirnos en adolescente aumenta hasta que es tan alto que convertirse en adolescente es inevitable. El crecimiento en un ciclo prepara el terreno para su propia destrucción y la creación del siguiente. La gente es también un ciclo que se repite, como un Fractal. Nacemos, crecemos, tenemos hijos, y luego, por supuesto, nuestros niños pasan por el mismo proceso. A medida que crecemos, la posibilidad de tener hijos aumenta hasta que es inevitable, y luego envejecer y morir para que nuestros hijos continúen el ciclo.

Incluso podemos observar en la naturaleza el ciclo de rotación de la Tierra, una vuelta sería el ciclo más pequeño. En calidad de observador del ciclo, desde la tierra vemos una única transformación. El día se transforma en noche, la cual se transforma de nuevo en el día. A medida que el día avanza, es inevitable que aumente el potencial de que el día se convierte en noche. Del mismo modo, mientras la noche avanza, aumenta el potencial de convertirse en día. El día se destruye a medida que se crea  la noche, la noche se destruye al crearse el día. Cuando miramos como observador micro no vemos creación o destrucción, simplemente vemos una transformación gradual de todo el ciclo día/noche.

Entonces, ¿cómo podemos expandir nuestra conciencia? Nuestra tendencia es ver las cosas de forma dual: bueno/malo, día/noche, inhalar/exhalar, creación/destrucción. Sin embargo, cuando miramos en un nivel micro vemos una transformación y continuidad de ciclos. Cuando se crea algo, otra cosa se destruye, y cuando algo se destruye, algo se crea. Cuando comemos, por ejemplo, ¿Estamos creando alimento o destruimos aquello que estamos comiendo? Cuando construimos una mesa de madera ¿estamos creando una mesa o destruimos un árbol? En el nivel más pequeño no hay creación ni destrucción, es solamente una transformación.

El cambio es: la transformación constante que se perpetúa. Nuestra conciencia se incrementa al darse cuenta que tenemos que aprovechar el cambio. Cuando estamos en una parte del ciclo, sabemos que va a morir como potencial de la siguiente parte del mismo. La vida es simplemente una transformación entre los extremos de un ciclo. Este conocimiento nos permite manejar los retos que tenemos en nuestras vidas, a aceptarlos y estar presente en ellos. Con la aceptación y presencia aumenta la calidad de la atención, lo que nos permite sumarnos al cambio con más eficacia.

This Post Has One Comment

  1. Very good lesson

Leave a Reply

Close Menu