A todos nos ha pasado: Escalamos, caemos y nos frustramos. La escalada y la caída parecen naturales, ambas son acciones que realmente ocurren cuando escalamos. La frustración es diferente. Es una reacción a esas acciones y tenemos opciones para responder a ellas. Falta algo de aprendizaje esencial cuando literalmente “no alcanzamos” el objetivo. La frustración demuestra que no valoramos aprender de por qué caemos. Queremos conseguir el objetivo sin haber hecho el trabajo necesario. Queremos algo por nada.

Comprender lo que valoramos ayuda a entender la frustración. ¿Valoramos el logro o el aprendizaje? Si valoramos el aprendizaje, sentiremos curiosidad qué debe cambiar en nuestro próximo intento. Nos interesa saber qué podríamos hacer de manera diferente para no caer la próxima vez. No nos frustramos porque lo que queremos es saber qué fue lo que nos hizo caer.

Valorar el logro nos pone en desacuerdo con los resultados que no alcanzamos según las expectativas. Esperamos progresar y nos frustrarnos cuando no lo hacemos. En este caso, valoramos el logro más que el aprendizaje.

Se crea una brecha entre el resultado, la caída y lo que esperábamos que ocurriera. La frustración llena esa brecha e interrumpe el flujo de la atención. Nuestra atención se centra en una realidad ilusoria de lo que deseábamos que hubiera ocurrido en lugar de la propia realidad. No hay aprendizaje hasta que esa brecha se cierra y nuestra atención fluye hacia lo que realmente ocurrió.

Hay escaladores que valoran el aprendizaje, que dicen que la frustración en realidad los motiva a aprender. Esto no es mas que una “pataleta”. Tienden a ser pateados por sus egos y gritan, resistiendo al aprendizaje el máximo tiempo posible. Este es un ejemplo de vida sin poder, estamos molestos porque no obtenemos el resultado que queremos. Somos víctimas que desean la simpatía por nuestros esfuerzos fallidos. No creo que ninguno de nosotros quiera esas experiencias una vez que investiguemos este enfoque más profundamente.

Luego, ¿quién es el responsable del comportamiento de la frustración? ¿Por qué nos comportamos de esta manera? La respuesta viene de entender la necesidad del ego de lograr el objetivo. El ego tiene necesidad esencial de sentirse valioso y tener evidencia de su importancia. Busca logros para obtener esta evidencia. El ego causa frustración porque los resultados que creamos no cumplen las expectativas. El ego no puede esperar tener éxito en una escalada, pero esperará progresar para validar su importancia.

Valorar el aprendizaje nos ayuda a ir más allá de las limitaciones del ego. La curiosidad mantiene nuestra atención en el momento. No existe una brecha entre los resultados que creamos y nuestro deseo de aprender a partir de esos resultados. Nuestra atención fluye sin problemas desde el resultado hasta el aprendizaje sin interrupción.

Podemos encontrar el equilibrio entre valorar los logros y el aprendizaje. Simplemente enfocamos nuestra atención apropiadamente. Hacemos esto al ser claros sobre cuál es el objetivo y ser flexibles en cómo y cuándo se logra. Valoramos el logro porque sabemos que lo que hemos aprendido está siendo probado. Permitimos que nuestra atención fluya hacia la identificación clara de cuál es el objetivo. Esto nos da una visión para ayudar a dirigir cómo practicamos y aprenderemos. Valoramos el aprendizaje al prestar plena atención a las prácticas que hemos identificado que son necesarias para lograr el objetivo. Permitimos que nuestra atención fluya hacia el estrés y somos flexibles en cómo y cuándo guiamos el aprendizaje.

Tal vez lo más difícil al aprender es hacer el cambio en nuestro comportamiento para que nuestra atención fluía. Lleva tiempo aceptar los factores estresantes que experimentamos y curiosamente analizarlos. Tener un recordatorio del comportamiento de frustración que nos ayuda a dejar de usarlo y cambiar nuestra atención hacia la curiosidad. Necesitamos algo para aferrarnos cuando nos frustramos, pero cuando permanecemos curiosos y concentrados en el momento, la experiencia nos guía hacia el aprendizaje.

Leave a Reply

Close Menu