Estaba avanzando, acercándome a un futuro prometedor hacia el que, pensaba, mi negocio estaba llegando. Estaba desarrollando cursos para escaladores, veteranos y empresas, así como, creando una red global de entrenadores y lugares de entrenamiento

De repente sucedió esta pandemia.

La dinámica de crecimiento se detuvo. Se cancelaron todos los cursos, se terminó una fuente importante de ingresos que es necesaria para administrar el negocio. ¿Qué voy a hacer? Estoy seguro que tú estás en una situación similar.

Avanzar hacia una meta crea una visión de túnel. Esto es necesario para lograr cualquier cosa en la vida. Necesitamos centrar nuestro enfoque para tomar decisiones y medidas que nos muevan en una dirección determinada. Pero cuando ocurre una crisis que nos detiene el movimiento hacia adelante, en lugar de luchar contra la realidad de la situación, necesitamos tiempo para detenernos y mirar a nuestro alrededor. Parar nos permite ampliar nuestro enfoque, mirar a nuestro alrededor para evaluar la situación y tomar nuevas medidas.

En el libro, El Código del Guerrero de Rick Fields, este nos dice:

“Los tiempos de crisis llaman al guerrero.”

Cada uno de nosotros necesita encontrar al guerrero que lleva dentro para enfrentarnos a esta crisis. ¿Qué hacer? “Invocar al guerrero” exige que pensemos de manera diferente, tal como lo hacen los guerreros. Una excelente manera de pensar diferente es usar la herramienta que llamamos PDO (Problema, Desafío, Oportunidad). Enmarcamos la situación haciéndonos tres preguntas. Las respuestas nos revelan cómo pensamos y qué acciones podemos comenzar a emprender. Déjame usar mi propia situación para mostrarte esta herramienta.

  1. Primera, pregunta: “¿Cuál es el mayor problema que esta pandemia presenta en mi negocio?” El mayor problema es la falta de ingresos debido a la cancelación de cursos.
  2. Segunda, pregunta: “¿Cuál es el mayor desafío que esta pandemia presenta en mi negocio?” El mayor desafío es cómo mantener ingresos para financiar el negocio.
  3. Tercera, pregunta: “¿Cuál es la mayor oportunidad que esta pandemia está presentando en mi negocio?” La mayor oportunidad es buscar nuevas fuentes de ingresos que no dependan de la enseñanza presencial, como el coaching remoto.

¿Qué piensas de estas preguntas? ¿Son realmente la misma pregunta, formulada tres veces? Pues sí y no. Sí, son básicamente la misma pregunta. Y no, las respuestas que obtenemos de ellas son muy diferentes. Cuando planteo la pregunta como un problema, me concentro en lo que no tengo: Ingresos. Pienso pasivamente: Los cursos se cancelan, lo que disminuye mis ingresos. Me concentro en cómo la pandemia interfiere con la forma en que he estado haciendo negocios. Eso puede llevarme a pensar en cómo volver a la situación normal, volver a cómo normalmente he estado generando ingresos.

Cuando planteo la pregunta como un desafío, empiezo a pensar de manera más activa y mi atención cambia hacia cómo mantener las fuentes de ingresos. El “cómo” está orientado a la acción y comienza a abrir la mente a opciones diferentes de la antigua forma de hacer negocios.

Finalmente, cuando planteo la pregunta como una oportunidad, pienso activamente en nuevas fuentes de ingresos para financiar el negocio, como el coaching remoto. Mi pensamiento contempla la situación de crisis de forma positiva, incluso con entusiasmo. Pienso en cómo crear una nueva normalidad, no en reconstruir la anterior.

Este cambio del problema a la oportunidad es lo que distingue a los guerreros de las víctimas. Los guerreros están entrenados para avanzar hacia la amenaza, el estrés, la crisis. Son los protectores de la sociedad, para servir a un propósito mayor que el de ellos mismos. La “Oportunidad” te ayuda a pensar como guerrero, para que avanzar en esta crisis, extraer las lecciones de aprendizaje y crear una nueva normalidad.

Además de servir a algo más grande que nosotros. Las empresas necesitan servir al mundo a través de los productos y servicios que crean y ofrecen. Es fácil perder de vista eso cuando los cursos se venden y las ventas aumentan. Nos enfocamos en vender y cómo obtener más ganancias. Si ese flujo de ventas y ganancias se rompe, tenemos un problema. Las crisis nos recuerdan que tenemos el negocio principalmente para servir y en segundo lugar, para realizar ventas y ganancias. Servir a los demás nos da la razón de existir. Si perdemos de vista el servicio, perdemos nuestra razón de existir.

Como individuo, tu también sirves a algo más superior que a ti mismo. ¿Qué es? ¿Qué hay de las relaciones, la comunidad de escalada y el mundo del que formas parte? ¿Cómo podría esta pandemia ayudarte a volver a ponerte en estado de servicio, en lugar de cómo has vivido tu vida hasta ahora?

Tal vez las cosas volverán a la normalidad anterior, pero es probable que haya una nueva normalidad a la que debamos adaptarnos. ¿Cuál será esa nueva normalidad? Pensar como los guerreros, que enmarcan las crisis como oportunidades, te ayudará a descubrirlo.

Consejo práctico: ¿Cuál es la oportunidad que plantea el problema?

Piense como lo hacen los guerreros, buscando la oportunidad. Hazte las tres preguntas y observa cómo cambia tu pensamiento hacia una participación más activa. Te encontrarás avanzando a través de la crisis pandémica para crear una nueva normalidad para ti.

  1. P: “¿Cuál es el mayor problema que esta pandemia me presenta?”
  2. D: “¿Cuál es el mayor desafío que esta pandemia me presenta?”
  3. O: “¿Cuál es la mayor oportunidad que me presenta esta pandemia?”

This Post Has 2 Comments

  1. Alejandro

    QUERIDO ARNO: Es brillante tu enfoque, y es el nuestro también. El presente nos sacude con realidades insospechadas, aunque no por ello, menos anticipadas. Los escaladores, los montañistas, los buceadores, en fin…Los Guerreros, estamos acostumbrados a condiciones SIEMPRE cambiantes, si hay alguna certeza, es justamente la ausencia de ellas.
    Eso nos da una tranquilidad, y una capacidad de la conciencia del ahora únicas. Nada fue como hasta ahora…y nada volverá a ser como antes…
    Celebro tu visión, la comparto y me integro a los propulsores de cualidades adaptativas…
    Si algo definió a la Humanidad en las interminables crisis, fue justamente la capacidad de adaptación, reconversión y aprovechamiento positivo de los aprendizajes.
    Tu has sido un ejemplo para muchas generaciones de escaladores, apoyando justamente esos conceptos: Adaptación, Flexibilidad, Resiliencia…
    Es hora de nuevas rutas, para caminos inesperados en dirección a nuestras Metas…
    Hora de acompañarnos, horas de adecuarnos, horas de esperanzas y futuros…
    Un Abrazo
    Alejandro

    1. Arno

      Hola Alejandro, Thanks for your comments. I don’t speak Spanish but I had google translate it so I understand your message. Thank you for your post and know that we are on this journey together. Be attentive, Arno

      Hola Alejandro, Gracias por tus comentarios. No hablo español, pero tuve que traducirlo en Google, así que entiendo su mensaje. Gracias por tu publicación y saber que estamos en este viaje juntos. Estar atento, Arno

Leave a Reply