Uno de los conceptos más sorprendentes con el que se encuentran los participantes en las practicas de El Camino del Guerrero de la Roca, es el concepto de “no pensar”. Muchos de estos participantes creen que nuestras mentes piensan todo el tiempo, por lo tanto, tenemos que pensar durante la escalada. Inicialmente no entienden la diferencia entre el pensamiento y la conciencia. Sin embargo, este es el concepto fundamental que se necesita para comenzar a desarrollar la conciencia y mejorar el estado mental.

El pensamiento es importante cuando nos detenemos durante la escalada, para recopilar información, evaluar los riesgos, y tomar una decisión. Una vez logrado esto tenemos que dejar de pensar. Para algunos escaladores, puede ser un reto detener sus pensamientos. De hecho, no se trata de detener la entrada de los pensamientos en nuestras mentes. Los pensamientos se producen constantemente en la mente. El pensar es lo que hace constantemente nuestra mente. Se trata más bien de centrar la atención en el compromiso con nuestro cuerpo.

La atención se centra en el proceso somático de nuestro cuerpo como: la respiración, la relajación y el movimiento. Este será un proceso continuo. A medida que aumenta el estrés, la atención se desplazará de nuevo hacia el pensar y va a crear muchos pensamientos (dudas) para detener nuestro compromiso. Simplemente date cuenta de estos pensamientos y de inmediato re-dirige la atención hacia la respiración, la relajación y el movimiento. Este darse cuenta es la conciencia. El punto importante aquí es no permitir que los pensamientos desvíen la atención. Con los pensamientos disminuye la atención en la respiración, la relajación y el movimiento.

Leave a Reply

Close Menu