En 1976 asistí en la Universidad de Colorado en Boulder. Una de mis primeras experiencias de escalada fue en Boulder Canyon en una zona de formación rocosa llamada The Dome. Mi compañero y yo estábamos en la base de una ruta llamada Cozyhang, a la espera de que otra cordada finalizara el primer intento. El primero de cuerda parecía fuerte. Él no llevaba camisa, mostrando su físico potente. Parecía que hacia entrenamiento con pesas, para tener los músculos muy desarrollados.

Fue escalando hasta una posición por debajo de un pequeño techo, a unos 40 pies por encima del suelo. Él permaneció en la esta postura durante más de 15 minutos, de vez en cuando hacia un movimiento, pero luego regresaba a la postura. Parecía tener una lucha en su mente. Parte de su atención se centró en el compromiso de la escalada  del techo y parte de su atención se centró en retirarse y consolarse bajando. Parecería que escalar el techo sería fácil para él, dada su fuerza física. Cozyhang es solo 5,7 en dificultad. Sin embargo, a causa de que su atención estaba dividida entre dos objetivos opuestos, no pudo aplicar su fuerza física para superar el techo. Esa fue mi primera introducción al entrenamiento mental.

El entrenamiento mental y físico son ambos importantes. Pero el entrenamiento mental es más importante, ya que si no hemos desarrollado el poder mental de centrar nuestra atención en situaciones de estrés, luego no podemos aplicar nuestro entrenamiento físico.

El entrenamiento mental también es más importante que el entrenamiento físico, porque toda la formación es esencialmente el entrenamiento mental. El entrenamiento físico entrena los músculos, pero lo más importante es que entrena y desarrolla redes neurona en el cerebro. En otras palabras, no creamos “memoria muscular” cuando hacemos ejercicio físico; creamos redes neurona que activan señales a los músculos de manera específica y más eficaces. Es importante crear estas redes neurona con criterios de calidad. Por lo tanto, ¿cómo hacemos nuestro entrenamiento físico sea fundamental? “Cómo” indica la importancia de hacer la formación con calidad. La principal forma de mejorar la calidad es con la atención. Tenemos que prestar atención durante el proceso de formación.

Por esta razón, es importante eliminar las distracciones de atención durante todo el entrenamiento. La mayoría de los escaladores no entrenan de esta manera. Hacen todo lo posible para distraerse del estrés experimentado durante el entrenamiento. Esto también ocurre en el entrenamiento que hacen los no escaladores. Ves a cualquier centro de entrenamiento y verás filas de personas en cintas de correr, hacen ejercicio físico, mientras ven la televisión o escuchan música. Están implicando el cuerpo, pero su atención no está con el cuerpo para notar la calidad (o falta de calidad) de su actividad; se distraen en el programa de televisión o la música que están escuchando. Por lo tanto, no son conscientes de las sutilezas de su postura, la respiración, la predisposición del cuerpo, y la relajación. Sin atención en la calidad de nuestra postura, la respiración, el sentido de nuestro cuerpo en el espacio (propiocepción), y el relax. No utilizan los músculos con la cantidad y energía necesaria, no están comprometidos en alto grado. Tenemos que prestar atención en aumentar la calidad.

Dos componentes importantes del desarrollo del cerebro son: lo lento y el estrés. El cerebro se desarrolla lentamente, en el tiempo, a medida que lo estimulamos continuamente durante el entrenamiento.  La estimulación es esencialmente el estrés. El desarrollo de las neuronas requiere estrés. No las desarrollamos cuando estamos en nuestras zonas de comodidad. La mente, sin embargo, está motivada en oposición directa al desarrollo del cerebro. La mente le gusta avanzar rápido y con el estrés mínimo. A la mente le gusta la comodidad de ver un programa de TV o escuchar música e ignorar el estrés. Cómo se desarrolla el cerebro es lo que va a influir en lo bien que desarrollemos las habilidades y escalemos, tenemos que cambiar la motivación de la mente prestando atención en como se desarrolla el cerebro. Tenemos que cambiar la motivación de la mente hacia un, proceso de aprendizaje lento y bajo el estrés.

Cuando prestamos atención en nuestro entrenamiento físico, es algo que también sucede en el entrenamiento mental, más allá de las neuronas eficaces. Al estar presentes, nuestra atención asocia el estrés al entrenamiento físico, mejoramos nuestra capacidad para lidiar el estrés. He encontrado que esto es la habilidad mental más importante a desarrollar. Piensa en ello, la escalada más difícil nos obliga a hacer frente a niveles más altos de estrés. Sin embargo, tendemos a sabotear el desarrollo de esta habilidad cuando hacemos nuestro entrenamiento físico.

Es importante recordar el objetivo de la formación. El objetivo no debe ser escalar, vías más difíciles, debería ser mejorar como escaladores. Mejorar la capacidad de lidiar el estrés nos hace mejores escaladores. Si nos centramos en ser mejores escaladores, automáticamente después se traducirá en escaladas de más dificultad. Con esta capacidad mejorada podemos enfrentarnos a un nuevo desafío, como un techo, la batalla que ocurre en la mente será menor. Seremos capaces de enfocar nuestra atención  para lidiar el estrés. Luego, a partir de ese mayor grado de aptitud mental, podemos implicar nuestros cuerpos y músculos, manifestando el entrenamiento físico que hemos estado realizando.

Práctica, Consejo: Búsqueda de la Potencia

Ser mentalmente poderosos significa que hemos desarrollado la capacidad de lidiar el estrés. Esta es la habilidad mental más importante a desarrollar. Por lo tanto, busca situaciones bajo estrés para que puedas desarrollar esta habilidad. Una forma de hacerlo es escalar lentamente.

Hazlo en top-rope donde no te distraiga la caída. Comienza en una ruta de dificultad moderada, y escala lentamente. Luego en vías más difíciles. Presta atención en la propia escalada, céntrate en tu postura corporal, la respiración y el contacto visual con las presas. Cuando te sientes cansado, hallaras posturas de descanso para recuperar energía. Luego, continúa escalando lentamente. Hacer esto mantiene tu atención en el estrés por períodos más largos de tiempo, desarrolla tu capacidad de lidiar el estrés y te hará mejor escalador.

Leave a Reply