La caída es tan esencial para la escalada como la escalada en sí misma. Al mismo tiempo, crea miedo de cómo la debes abordar correctamente, y como debes aprender la técnica de la caída para caer con seguridad. He presentado una serie de siete lecciones que culminan en un evento en Facebook en vivo donde responderé tus preguntas. Así, comprometámonos y exploremos este tema fascinante.

Estas lecciones están extraídas del reciente curso en on-line que hice con la Revista Climbing denominado: Superar el miedo a la caída, “Overcome Your Fear of Falling”. Aquí tienes el resumen de esta serie de lecciones:

  1. Introducción e historia
  2. Habilidades en la caída.
  3. Comprende tu miedo.
  4. Conoce tu motivación.
  5. Desarrollo de habilidades incrementales.
  6. Habilidades y simulacros.
  7. Conclusión y práctica

Tocaré cada tema para ayudarte a comprender lo intelectual desde lo material. Sin embargo, para comprenderlo realmente, necesitará más orientación visual y práctica. La práctica deberá guiarse cuidadosamente, como en el curso en on-line, que está lleno de fotos, videos, entrevistas, textos, preguntas y respuestas, entre otors.

Esta serie está destinada a ayudarte a darte cuenta de que es necesario abordar la caída y los miedos relacionados y también orientarlo en la dirección del curso on-line para informarte como practicar. El curso es una pequeña inversión: solo $ 55. Eso no es mucho. Un simple esguince de tobillo por una práctica de caída mal informada puede costar mucho más. Así pues, esta serie de lecciones es una promoción para que compres el curso. Pero, también sirve para guiarte en la toma de decisiones para comprarlo. Entremos en un poco de la historia.

En 1865, los guías de escalada Taugwalder, un padre y dos hijos de Zermatt en Suiza, junto con el aristócrata inglés Edward Whymper y otros cuatro hicieron la primera ascensión al Matterhorn. Las cuerdas en ese momento estaban hechas de cáñamo, se estiraban muy poco y eran propensas a romperse. No era prudente caer, se usaban principalmente para trepar con cuerda corta o asegurar a los escaladores sobre terrenos peligrosos, para nieve y glaciares, o para fijar líneas para ayudar a los escaladores a pasar secciones difíciles. También había poca o ninguna protección contra la caída. Ocasionalmente se introducían ganchos de acero en la roca donde se “pasaba” la cuerda.

En el descenso, después de alcanzar el Matterhorn, los escaladores estaban todos atados en una sola cuerda, espaciados a lo largo de su longitud. Al pasar por encima de la cara norte, una persona a la cabeza se resbaló y arrastró a las demás. Los guías y Whymper estaban en la parte trasera; se aferraron a la roca y se prepararon para evitar que los arrancaran. Luego, cuando la cuerda se tensó, se rompió entre Whymper y los Taugwalders y los otros cuatro miembros de su grupo, que se deslizaron y murieron.

El deporte de la escalada y la tecnología de las cuerdas han cambiado mucho desde 1865. Ahora las cuerdas son mucho más fuertes y se estiran para absorber las fuerzas de la caída, y se considera la caída como una necesidad aceptada para mejorar sus efectos. Hubo muchas etapas entre estos dos extremos. Quizás uno de los inventos más importantes fue el concepto del aseguramiento del cuerpo, parte de una serie de técnicas de cuerda que el escalador Robert Underhill importó de los Alpes en las décadas de 1920 y 1930. Underhill también escribió “Sobre el uso y manejo de la cuerda en la roca”, en la edición de 1931 del Boletín Sierra Club, ayudando a difundir conceptos del comportamiento de las masas. En el Boletín de 1946, Arnold Wexler y Dick Leonard introdujeron el concepto de aseguramiento dinámico, dejando que la holgura adicional se deslice a través del sistema para amortiguar la caída, en su artículo “Asegurando al Líder”, basado en su propia investigación y pruebas en los pequeños acantilados, alrededor de Berkeley, California.

Los arneses también mejoraron con el tiempo. Recuerdo que simplemente até la cuerda alrededor de mi cintura cuando comencé a escalar, en 1973. Más tarde, diseñé mi primer arnés de cincha, atando la cintura y las perneras. Mi primer arnés comercial fue un arnés Whillans. Ciertamente fue una mejora comparado con a mi arnés casero, pero fue muy incómodo al caer porque las perneras sueltas se apretaron rápidamente en el área de la entrepierna. Los arneses mejoraron gradualmente hasta proporcionar seguridad y comodidad mientras estás colgado o cayendo.

Mientras tanto, las cuerdas de cáñamo fueron reemplazadas por nylon, pero aún estaban tejidas de la misma manera en espiral. Una de mis primeras cuerdas fue una Goldline, y tenía el tejido en espiral. Luego vino la cuerda kernmantle “moderna”, que tiene hebras tejidas individuales que crean un núcleo encerrado en una funda protectora. Las cuerdas Kernmantle son mucho más elásticas, lo que hace que las caídas sean más suaves.

También hubo una evolución en la ética de la escalada. La vieja ética de “el líder nunca cae” cambió para acomodarse a ver él caer como una parte integral de la escalada. En lugar de que la escalada fuera vista como una propuesta seria y sin caídas en las montañas, ahora incluía muchas disciplinas, como la tradicional, la deportiva, el boulder, el rocodromo, etc., en las que no solo se esperaba caer, sino que incluso se aceptaba, con lemas como ” Si no estás volando, no lo estás intentando ” esto conlleva una nueva mentalidad.

En la próxima lección, profundizaremos en cómo ver la caída como una habilidad. Advertencias:

  • El Riesgo cero. Ni siquiera la instrucción de un entrenador o este curso on-line, puede eliminar los riesgos asociados con la práctica de la caída. Acepta la responsabilidad de cualquier información que utilices para practicar.
  • El Conocimiento experiencial: Es importante darse cuenta de que sabes caerte cuando experimentas una caída adecuada. Esto solo se puede conseguir con una instrucción
  • La Motivación: La motivación tu mente para lograrlo de puede meterte en problemas, empujándote a tomar riesgos que no son apropiados. Así pues, debes ser cauteloso.

Sugerencias:

  • La mejor opción: Consigue un entrenador que te guíe en tu aprendizaje y práctica. Tenemos una red de entrenadores de Warrior’s Way en los Estados Unidos y en el extranjero que son expertos en la enseñanza de la caída.
  • Otra opción: Sigue el curso on-line, describe el proceso a fondo con videos, fotos, textos, entrevistas, tareas, preguntas y respuestas, entre otros.
  • La peor opción: Practicar sin estos recursos. Si lo haces, hazlo incrementando en pequeños pasos.

Demostración del curso gratuita:

Compre el curso aquí:

Fechas disponibles en Facebook: Monday April 6, 4PM CT on @WarriorsWay FB page

Leave a Reply